10 errores que debes evitar en tu invitación de boda

Como ya hemos comentado en varias ocasiones, la invitación de boda, siendo el primer elemento de nuestra celebración que los asistentes verán, es uno de los elementos clave en el proceso de preparación de nuestro gran día. Es sencillamente esencial no sólo que la invitación refleje el espíritu de la celebración que se aproxima, sino que no cometamos errores en su diseño, impresión o envío que podrían incluso comprometer el éxito del evento.

Para ayudaros a que vuestra invitación de boda sea simplemente perfecta, he recopilado los errores más comunes que pueden darse a la hora de preparar nuestras invitaciones y que deben evitarse a toda costa. ¡Aseguraos de que vosotras no cometéis ninguno de ellos!

 

# 1 No adecuar el estilo de la invitación al de la boda y de los novios

Vuestra invitación de boda establece las expectativas de nuestros invitados para el evento: su diseño (más formal, eleganteoriginal, desenfadado, etc) dictará a buen seguro el vestuario y percepción del invitado hacia la celebración. Por ello, es de vital importancia que el estilo y diseño de nuestra tarjeta de boda esté en consonancia con el estilo de la celebración en sí.

No deleguéis. Pedid opinión y asesoraros, pero la invitación de boda es algo demasiado importante como para que dejéis todo el diseño en manos de un tercero. La invitación de boda debe ser un reflejo de la personalidad de los novios y por ello debéis involucraros en su diseño. No dejéis que otros os impongan cómo debe ser: es vuestra boda y son vuestras invitaciones de boda.

 

# 2 Planificar mal los tiempos

Considerando que la invitación de boda suele enviarse en torno a 3 meses antes de la celebración y el tiempo que requiere diseñar las invitaciones, realizar una prueba preliminar e imprimir el set definitivo, deberéis empezar a diseñar vuestras invitaciones de boda no menos de 4 meses antes de la boda. 

 

# 3 Preparar las invitaciones sin tener detalles cerrados

Este puede resultar obvio, pero creedme, sucede y con mayor frecuencia de lo que parece: mandar preparar las invitaciones e incluso enviarlas sin tener plena confirmación de la disponibilidad en fecha y hora tanto del lugar de la ceremonia como de la celebración.

Las prisas siempre son malas consejeras. Espera a tener la confirmación formal de la iglesia, restaurante y sala de fiestas antes de imprimir tus invitaciones.

 

# 4 No preparar una invitación de muestra previa

La tentación de imprimir todas las invitaciones sin haber hecho una prueba previa para ganar tiempo nos puede costar cara: mil cosas pueden ir mal: una tinta que no combina bien con el papel escogido, una errata que no hemos identificado a tiempo en el texto, etc. Especialmente ahora que la compra on-line de las tarjetas de boda es cada vez más frecuente el realizar este test previo es crítico. No os fiéis de lo bien que luzcan en la imagen del catálogo o la página web.  Exigid que os preparen una muestra exacta de lo que queréis y revisadla al detalle antes de comenzar a imprimir las restantes.

 

# 5 Omitir datos importante

En este artículo revisábamos la información que vuestra invitación debe incluir y cómo hacerlo:

  • Nombres de los invitados y de vuestros padres.
  • El lugar, la fecha y la hora y tipo de la ceremonia.
  • Las direcciones y/o teléfonos de contacto de ambas familias.
  • La petición de confirmación de asistencia.
  • El lugar y hora de la recepción (banquete/cocktail).

No os dejéis ninguno!!

 

# 6 Sobrecargarla demasiado

Ya lo dice el refranero: lo bueno si breve dos veces bueno. Optad por diseños sencillos y equilibrados que no sobrecarguen la invitación. Otro tanto sucede con la cantidad de información que debemos incluir en nuestra invitación: incluid la necesaria (ver punto anterior) sin dejaros llevar por ataques de creatividad literaria que probablemente conduzcan a resultados poco afortunados. ¡Recuerda que, a veces, menos es más!

 

# 7 No escoger la letra adecuada

La letra que elijas debe poder leerse fácilmente. Opta por tipografías sencillas y tamaños de letra aptos para todos. Asegúrate también de que el color de letra contraste adecuadamente con el papel.

 

# 8 Pasar por alto errores ortográficos o tipográficos

Un error gramatical u ortográfico, una errata tonta. Es todo lo que hace falta para arruinar tu invitación de boda. Su diseño quedará en un segundo plano si cometemos un error en la redacción. Y qué decir de los problemas que nos generará si cometemos un error en los datos de referencia de la celebración (día, hora, lugar, etc.)

Revisa una y mil veces el texto de la invitación. Y pide que lo hagan varias personas además de ti mismo, mil ojos ven mucho más que dos.

Asegúrate de obtener una muestra de la invitación antes de enviarlas a imprimir definitivamente: el que tú no hayas cometido ningún error no significa que la imprenta no pueda cometerlos.

 

errores invitación de boda

 

# 9 No combinar adecuadamente los diferentes elementos de la invitación

Tarjeta de invitación, tarjeta de confirmación (si la usas) y sobre deben formar una unidad. Su diseño debe combinar de manera armónica. Evita emplear tipos de letra, colores o diseños diferentes en cada uno de estos elementos.

 

# 10 No calcular adecuadamente el número de invitaciones necesarias

Puedes pecar un tanto por exceso, pero nunca por defecto (es decir, mejor que sobren que no que falten!!). Por lo general, teniendo en cuenta que no enviarás una invitación a cada asistente sino a cada grupo familiar, el número de invitaciones de boda que debemos encargar será aproximadamente el resultado de dividir el número de invitados entre 1,6. Es decir, si tenemos previsto invitar a 100 personas el número aproximado de invitaciones que nos hará falta será de 100/1,6=63. Prepara concienzudamente tu lista de invitados y aplica esta sencilla regla para obtener el número de invitaciones que debes imprimir.

Y en caso de duda, encarga alguna más: si queda alguna sobrante se convertirá en un recuerdo imprescindible de tu gran día!

¡Es todo! Ya sabéis, extremad las precauciones y revisar minuciosamente todos estos puntos. Todo debe salir perfecto en nuestra boda, empezando, claro está, por las invitaciones!!

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *